Untitled photo

Sobre mí

El componente más importante de una cámara está detrás de ella, y ese soy yo, Fernando.

Fer para la mayoría.


De Madrid, del Atleti, pero de corazón anclado en uno de los pueblos más bellos de España: Villanueva de los Infantes. Origen del Quijote, residencia de Don Francisco de Quevedo, de tradición cervantina, donde pasé mi feliz infancia y mis mejores veranos. Es allí, y no en otro lugar, entre iglesias y conventos; plazas porticadas; casas señoriales, palacios y calles sumergidas en el viaje irrepetible al Siglo de Oro, donde nacerá la parte de mi ser más contemporánea, mi pasión por el arte en todas sus formas. Las ganas de ‘atrapar’ la belleza de la vida y preservarla; mi espontaneidad y entusiasmo para producir la foto final.


Por amor y fascinación estudié Historia del Arte y a día de hoy tengo la suerte y la libertad de trabajar en mi propio libro de arte con paredes: el Museo de la Catedral de la Almudena de Madrid. Ahí empieza todo, por trabajo.

Untitled photo

Un buen día te das cuenta de que capturas todo mentalmente buscando la perfección en todo lo que haces. El arte por observar y la intuición son capacidades que han ido creciendo más y más dentro de mí con la práctica. Quieres y necesitas aprender más sobre un mundo que aguarda ser descubierto, y ahí es donde aparece la fotografía.


Sin darme cuenta, la fotografía me había ido acompañando siempre. Pero hasta que no di el paso de comprarme mi primera cámara en 2018, no fui consciente de todo lo que ésta me podía aportar.  La fotografía ayuda a las personas a ver, es su medio de expresión y de comunicación. En mi caso, además, fue mi salvación, mi ancla. Una sutil pero maravillosa puerta que se abre en mitad del inmenso vacío.  Las fotos están ahí, esperando que las hagas, y salir a buscarlas fue la mejor decisión de mi vida. A través de ellas puedo hablar de manera más compleja y profunda que con las palabras. Encuentro respuestas. No hay límites. Las limitaciones que existan en tus fotografías son las mismas que las que puedas tener como persona, porque lo que vemos es lo que somos.

Untitled photo

Para mí, una buena fotografía no es un accidente, hay que saber fabricarla, saber dónde pararse, debe emocionarte, provocar el ansia de apresar lo que está pasando delante de tus ojos, intentar ver lo que para otros puede ser invisible. Intento poner mi ojo, mi cabeza y mi corazón en el mismo objetivo. No la objetividad de una máquina, sino la de un ser humano inconformista, detallista, espontáneo, entusiasta y extremadamente sensible, con su misterioso y personal criterio.


Esto me ha ayudado a ser más sensible con la naturaleza, a valorar el inmenso regalo que es, y saber disfrutarla y cuidarla. Siempre persiguiendo la luz que transforma en especial lo ordinario. Esa, que modestamente nos ayudará a cambiar las cosas, a crear una realidad íntima, un recuerdo y un sentimiento que serán un regalo privilegiado. Como si se tratase del rodaje de una buena película: veo, escucho, viajo, disfruto y dedico mi tiempo a seguir aprendiendo de otros y de mí mismo. Busco esas capturas que nadie más pueda hacer y me ilusiono con cada edición dejando la imaginación elevarse más allá de lo esperado.

Untitled photo
Powered by SmugMug Owner Log In